El Bayern Munich sigue imparable en Alemania consagrándose esta vez con la copa alemana

Deportes 04 de julio de 2020 Por Andrés Filippo Puche
le ganaron al Leverkusen en la final y siguen mandando en Alemania.
bayern_campeon_copa_alemania

El fútbol en Alemania fue el primero en volver a la acción después del pausa por la pandemia de coronavirus que golpeó con crudeza a Europa y, mientras el resto de las grandes ligas del Viejo Continente recién entran en etapas definitorias, el FC Bayern München se consagró campeón de la Copa Alemana, sigue acumulando éxitos y se prepara de la mejor forma para intentar conquistar la Champions League en agosto.

Tras alzar su octavo trofeo de la Bundesliga consecutivo, el club bávaro ha derrotado por 4-2 al Bayer Leverkusen –donde Lucas Alario fue suplente y no ingresó en el Olympiastadion de Berlín y selló el ‘doblete’ en una temporada interrumpida por el COVID-19.

Desde el inicio ambos equipos impusieron un ritmo vertiginoso pero fueron Los Bávaros los que comenzaron a generar mayor peligro en ofensiva, sobre todo por los extremos. No tardó el elenco de Hansi Flick en traducir esa superioridad en el resultado: primero David Alaba se hizo cargo de un tiro libre al borde del área y puso el 1-0 de falta directa, y luego Serge Gnabry pisó el área por la banda derecha y anotó el segundo gol.

Para el segundo tiempo, Peter Bosz movió su banco de suplente e hizo ingresar a Kevin Volland y Kerem Demirbay para intentar remontar el resultado e incluso encontró más fluidez. Pero fue el elenco muniqués el que volvió a anotar en el minuto 59 cuando Manuel Neuer buscó con un rechazo a Robert Lewandowski y el artillero polaco marcó con una volea lejana que venció las manos de Lukas Hradecky.

Pese al traspié, Los Obreros siguieron yendo a la carga y tuvieron su recompensa pocos minutos después con el gol de Sven Bender de cabeza en un tiro de esquina. Sería una leve luz de esperanza al final del túnel hasta que Lewandowski volvió a marcar y firmó su gol número 51 en 43 partidos esta temporada. El duelo se cerraría con un gol de penal de Kai Havertz, la gran joya del fútbol alemán que probablemente abandone el Leverkusen para jugar en un gigante de Europa.

Te puede interesar