El guajiro Anthony Zambrano dice estar preocupado por no recibir apoyo para entrenar

Deportes 16 de mayo de 2020 Por Andrés Filippo Puche.
Se encuentra en su casa en Soledad Atlántico entrenando pero no de la mejor manera.
anthony_zambrano_atleta_0

Anthony Zambrano se ha ganado el derecho de hablar duro, de no callarse nada, tras la medalla de plata que logró en el Mundial de Atletismo del año pasado en la prueba de los 400 metros planos.

¿Cómo ha afrontado el tema de entrenamiento por estos días?
Acá, con lo que se puede hacer. La verdad, muy poco. Tengo una caminadora en la casa, pero ya no me es suficiente. Durante este tiempo no me apoyaron en mi departamento. No me facilitaron las opciones de ir a entrenar. Vivo en Soledad y no quisieron abrir la pista en ningún momento.

¿Qué ha perdido de su forma atlética?
No es lo mismo estar en la casa que ir a entrenar. Claro que he perdido parte de la forma. Siempre traté de mantener el peso, de no subirme, pero es complicado, porque uno no quema las calorías en una caminadora como lo puede hacer con los trabajos en la pista.

¿Cómo hacen en otros países?
En EE. UU. entrenan con tapabocas, llevan antibacterial. John Perlaza no ha dejado de ir a la pista, y uno acá estancado. Perdimos tiempo y los otros preparándose. Cuando uno vaya a competir y no gane entonces se van a quejar.

¿Buscó facilidades para ir a la pista?
Fueron pocas las posibilidades que me dieron. No abrieron nada, la pista me queda como a 20 minutos, pero nunca fue posible. Ahora, desde junio iré porque ya autorizaron.

¿Pero sirve que los Juegos se hayan aplazado?
Tenemos tiempo, pero para esto no se sabe, porque este coronavirus y ahora la abeja que mata gente en EE. UU. siguen siendo una amenaza. Todo es incierto mientras la pandemia siga.

¿Competiría con un coronavirus sin control?
Ya están trabajando en eso, para controlarlo; ojalá puedan descubrir una vacuna para salir de eso y así estar seguros de competir.

¿A los deportistas los tienen en cuenta para toma de decisiones?
Nunca nos tienen en cuenta para nada. No nos piden un concepto. Nunca nadie ha llamado para saber qué opino de la situación, qué necesitamos. La gente planea sus cosas y no pregunta nada.

Te puede interesar